READING

Diario de una cuarentena: resumen primera semana d...

Diario de una cuarentena: resumen primera semana de Coronavirus en España.

 

Hola a todos,

Nunca pensé que retomaría las publicaciones diarias en el blog por un motivo como este. También es cierto que nunca jamás habría imaginado vivir algo similar, una auténtica pesadilla de la que parece que no se despierta.

Este blog, uno de los primeros en España en hablar de moda, compras, belleza, ocio, belleza, gastronomía o viajes, nació como un simple entretenimiento allá por el 2009. Su misión principal siempre fue entretener y divertir, tanto a mi hermana y a mí, como creadoras de todos sus contenidos, como a todas nuestras lectoras. Hoy, 20 de Marzo de 2020, su misión se transforma para convertirse en un «Diario de cuarentena» en el que recogeré todo lo que está pasando para nunca olvidarlo.

Espero tener las fuerzas para actualizarlo a diario.

RESUMEN DE LA PRIMERA SEMANA

Son las 3:20 de la mañana del viernes y no consigo dormir. En tan solo una semana nuestras vidas, tal y como las hemos conocido todas las personas de mi generación, han dado un vuelco en tan solo una semana. Hoy se cumplen los primeros 7 días desde que nos enviaron a casa.

Durante las semanas anteriores escuchamos que estaban pasando cosas en China. Noticias tan lejanas que no les dimos ningún tipo de importancia, no iban con nosotros.

Poco a poco empezamos a hablar más y más del Coronavirus, especialmente cuando llegó a Europa. Toda la información era bastante confusa, o quizá yo la recuerdo así porque no le dediqué la atención suficiente. Primero fue un crucero al que no dejaron desembarcar al llegar a puerto, después los primeros casos en Italia y algunos casos aislados en España (Canarias y alguna otra ciudad, como veis tampoco le puse demasiada  atención a eso. Demasiado ocupada.) de varios turistas. Parecía todo bajo control.

Me acuerdo que empezamos a hacer bromas en la oficina. Yo me anticipé y le dije a Jaime que hiciesemos una súper compra, por si acaso pasaba algo, basada en conservas y congelados y mis compañeros se reían pensando que era una exagerada. No sabíamos que el papel higiénico sería un bien tan preciado apenas unos días después. Durante esos días en los que nosotros nos reíamos en China construían un hospital de emergencia en apenas 10 días.

Sobre la enfermedad sabíamos muy poco: Que apareció por primera vez en Wuhan (China) cuando un ciudadano de esa ciudad comió un murciélago y que los síntomas podrían ser como un simple resfriado con algo de tos. Al parecer solo podría ser letal para personas con enfermedades graves especialmente respiratorias.

La semana del 9 de Marzo (es solo la semana pasada pero parece que hayan pasado ya meses) todo empeoró en Italia. A través de amigos italianos, diferentes influencers a los que sigo en redes sociales y, por supuesto, los medios de comunicación, comenzamos a entender la gravedad del asunto. En Italia los hospitales estaban colapsados por la gran cantidad de enfermos que necesitaban ser atendidos a la vez y para los que no se contaban con medios suficientes. Nadie estaba preparado para una pandemia.

Poco a poco fueron cerrando diferentes regiones de Italia hasta que ya no fue una cuestión de norte o sur si no de todo un país. En España comenzábamos a vivir la misma situación. Primero se anunció el cierre de colegios y universidades pero no se dio ninguna indicación para que esos estudiantes permanecieran en casa.

El miércoles fue mi último día en la oficina. Mis compañeros se fueron un día antes pero yo tenía una reunión importante con unos compañeros que había viajado Dusseldorf a Madrid solamente para vernos. Seguíamos volando con normalidad pero ya evitábamos daros besos o abrazos al saludarnos y nos colocamos estratégicamente en aquella sala de reuniones para estar separados unos de otros. A la vuelta del trabajo sin embargo, las calles de mi barrio estaban repletas de estudiantes disfrutando del buen tiempo, de las terrazas y de las vacaciones forzosas que les había dado el gobierno. Antes de subir a casa pasé por el supermercado y pude comprobar de primera mano el fenómeno sobre el que se han hecho más memes hasta el momento: la curiosa desaparición de todo tipo de papel higiénico. Por supuesto, siguiendo la histeria colectiva, compré el último paquete de 4 rollos disponible. (Edición deluxe, 4 rollos a 3,5 euros)

Me atrevería a decir que los primeros días los vivimos incluso con un poco de ilusión. La mayoría de nosotros no habíamos teletrabajado nunca y era la gran novedad. Entre llamadas, emails y mensajes… se declaró el estado de alarma.

Pasé el fin de semana en la terraza disfrutando del sol y pensando que no se estaba tan mal en casa. Ignorante de mí, de nuevo me fijaba en mí misma y no en cómo estaba impactando este virus a todo el planeta. Desde Madrid, a Italia, pasando por Brasil (esto os lo explicaré más adelante), Francia (que planeaba mantener sus elecciones en las fechas previstas), Inglaterra (que sigue viendo la pandemia como un simple resfriado) o México (donde se dice que deben seguir besándose y abrazándose como si nada…).

Esta semana se complicó por momentos. El  número de afectados y muertes en España sigue creciendo y las malas noticias no paran de llegar por los mismos canales por los que antes solo nos reíamos compartiendo memes tontos sobre papel higiénico. Súmale el estrés del trabajo intentando adaptarnos a la nueva situación, el encierro en casa, el mal tiempo, el miedo, la incertidumbre, la melancolía y cuánto extrañamos a nuestros seres queridos y tendrás la combinación letal que nos tiene encadenados a una montaña rusa de emociones que no para de sacudirnos.

Son las 4:30 y se me empañan los ojos pensando ¿cuándo volveré a ver a mi familia?

 

Cuidaros mucho y NO salgáis a la calle.

Un beso a todos

Rocío.


Blogger & Heavy shopper Trabajo en marketing y sueño en las redes sociales. Yo también me paso con las compras, vivo entre viajes y voy de "foodie".

RELATED POST

  1. Mamen

    20 marzo

    Suscribo todas y cada una de tus palabras. Es difícil gestionar todo esto, la incertidumbre. Ahora solo toca ir pasando día a día, en casa, esperar a que esto pase. Esperar que las personas en primera línea tengan los EPI que necesitan, que aguanten al pie del cañón… hay días y días peores, Rocío. Pero solo nos queda aguantar y contribuir cómo podemos, quedándonos en casa. Un abrazo grande desde la distancia.

  2. Izartxo

    20 marzo

    Hola Rocío,
    Te sigo por IG y he conocido tu Blog, me parece una buena opción, ya que la mayoría necesitamos «comuicarnos» de forma más extensa que lo que proporcionan las rrss.
    No tengo mucho que aportar pero quería saludar.
    Mucho ánimo y seguimos en la lucha (desde casa).

  3. Tamara

    20 marzo

    Pues si, muchos lo hemos vivido así, me encantará leer esto cuando todo haya pasado, parece mentira como en cuestión de una semana, nos ha cambiado la vida.
    Seamos fuertes, estemos unidos y cuidémonos mucho los unos a los otros❤️

INSTAGRAM
SÍGUENOS EN INSTAGRAM